Comodidad vs. privacidad: la situación de Facebook.

La red social más popular es centro de un acalorado debate, y estamos aquí para mantenerte al día en medio de la locura. Primero, hablemos de lo que sucedió. En 2014, 270.000 personas contestaron un cuestionario en Facebook, que recolectó datos no solo sobre ellos, sino también sobre sus amigos. Como resultado, el cuestionario agregó la información privada de 50 millones de usuarios de Facebook. Toda esa información fue supuestamente vendida a la campaña presidencial de Trump.

¿Eso fue ilegal? Posiblemente. ¿Fueron tus propios datos comprometidos? Posiblemente. ¿Necesitas unirte a la multitud en pánico y #deletefacebook (eliminar Facebook) de tu vida? Esa es probablemente una pregunta personal, pero respondiendo desde una perspectiva de seguridad pura, no, no hace falta.

Facebook ha llegado a definir una nueva era de comunicación y una nueva forma de mantenerse en contacto. Debes sentirte libre de seguir usándolo, pero tómate un momento para proteger tu privacidad. Las herramientas están ahí. Debido a que muchos no se toman el tiempo para juguetear bajo el capó de su cuenta, señalaremos algunos de los mayores controles de privacidad a tu disposición.

1. Elimina viejas aplicaciones de Facebook

Seguramente hayas acumulado una gran cantidad de aplicaciones a lo largo de los años, muchas de las cuales probablemente hayas olvidado. Deshazte de todas las aplicaciones que ya no utilizas, especialmente aquellas que no reconoces. Así es cómo:

  • Inicia sesión en tu cuenta de Facebook.
  • En el menú desplegable en la esquina superior derecha, selecciona Configuración.
  • Desde el margen izquierdo, selecciona Aplicaciones.
  • Desplázate sobre cada aplicación que desees eliminar y toca la X.

2. Apaga la plataforma

Sí, puede ser conveniente usar sus credenciales de inicio de sesión de Facebook en varios sitios web, pero es un gran riesgo de seguridad (recuerda que deberías utilizar diferentes nombres de usuario y contraseñas para cada cuenta que tengas). Usar una cuenta en tantos sitios le da a cualquier persona que hackee en esa cuenta un perfil completo de quién eres. Si eliges seguir esta ruta, recuerda que ya no podrás iniciar sesión usando tus credenciales de Facebook para otros sitios. Para desactivar la plataforma de Facebook, ve a la página de aplicaciones descrita anteriormente y sigue estos pasos:

  • En Aplicaciones, sitios web y plugins, toca Editar
  • Toca Desactivar plataforma.

3. Controla lo que otros pueden acceder sobre ti

Si tu información es visible para otros en Facebook, pueden compartir esa información en otras aplicaciones, juegos y sitios web. Hay más de una docena de categorías de tu información personal que se pueden compartir (biografía, fecha de nacimiento, ubicación, intereses, etc.), pero tienes la capacidad de evitar que esos datos se propaguen. Una vez más, en la página de aplicaciones, sigue esta dirección:

  • En Aplicaciones, Aplicaciones que usan otras personas, toca Editar.
  • Desmarca todas las categorías que no deseas compartir con otras aplicaciones y sitios (si estás leyendo esto, es probable que desees deseleccionar todo... pero depende completamente de ti).

4. Ten cuidado con las encuestas y concursos

Recuerda, cuando completas una encuesta o cuestionario desde tu cuenta de Facebook, estás abriendo una puerta entre la compañía que lo creó y todos los datos en tu perfil. Mientras realizas la encuesta, la empresa tiene acceso temporal a toda tu información. Claro, puede ser divertido saber cuál sería tu casa de Hogwarts, pero a costa de la privacidad, es mejor evitar el clickbait.

Como siempre, mantente atento a lo que compartes y a lo que aceptas en Facebook. No hay ninguna razón por la cual no puedas beneficiarte de la res social. Simplemente utiliza las herramientas de protección que están disponibles. Puedes poner freno a tu privacidad.



Publicado en www.infratech.es el 22-03-2018

Autor: Jas Dhaliwal para blog.avast.com